Las 10 mejores películas de terror de 2020

Hace un año mirábamos a 2020 con no pocas promesas en firme sobre el calendario del cine de terror. Por citar algunas, Jordan Peele lanzaba el reboot de Candyman -dirigido por Nia da Costa-, Un lugar tranquilo y The Conjuring expandían sus territorios, David Gordon Green estrenaba secuela del nuevo Halloween y Nick Antosca se aliaba con Scott Cooper en Antlers, que de hecho estaba previsto que abriera la veda de grandes estrenos del año. Sin embargo, la realidad se impuso de nuevo y tras meses en stand by que retrasaron la mayoría de estrenos y malestrenaron otros cuantos -algunos como Gretel & Hansel fueron directos a VOD-, la industria encontró acomodo en el tercer trimestre gracias sobre todo al empuje de algunos títulos vistos en Sundance en febrero (Relic a la cabeza).

» El mejor cine de terror de 2018

» El mejor cine de terror de 2019

En España, el correcto funcionamiento de un Sitges atípico, así como su réplica posterior en San Sebastián, Bilbao, Molins de Rei o el Fancine de Málaga nos presentaron obras como Saint Maud, The dark & the wicked, Fried Barry o Come True, que han acabado nutriendo muchos de los ránkings especializados, como estos de Terror Weekend o este en Aullidos. Numerosos títulos como Underwater o El hombre invisible (que se vieron en salas antes del estallido de la pandemia) o el fenómeno Host también aparecen recurrentemente en estas irrenunciables compilaciones de fin de año.

» SITGES: El terror más allá de Possessor

» CRÍTICA : Malasaña 32

En la lista siguiente se recogen únicamente 10 títulos estrenados o vistos en España durante 2020, sea en festivales o en pases especiales digitales o de prensa que todavía no han dado el salto a salas. Por primera vez, además, se intenta ajustar al máximo la lista a lo que entenderíamos por películas indiscutiblemente de terror, dejando fuera thrillers o dramas mixtos como She dies tomorrow, No matarás, Im thinking of ending things o Possessor, esta triunfadora en la última edición de Sitges.

10 / SAINT MAUD

Tras año y medio recorriendo festivales del mundo, la opera prima de la británica Rose Glass descubre en una pesadilla lenta, silenciosa y antológica el tortuoso camino de la fe con un climax final lynchiano con parábola sobre el integrismo religioso. Una estridencia lastrada probablemente por su expectación.

09 / ALIVE

Pese a Peninsula, secuela de Train to Busan, Alive (Vivo) destaca como la película de zombis de 2020 contando, como La nuit a dévoré le monde (2018), un ácido costumbrismo apocalíptico entre resucitados que Netflix estrenó en pleno confinamiento. Cinta dinámica y honesta de carreras y alucinaciones.

08 / HISTORIA DE LO OCULTO

Un reverso oportunísimo de los magacines de lo sobrenatural en directo en un año en el que el mejor periodismo se ha hecho alrededor de lo desconocido. Nueva obrita argentina en pulcro blanco y negro (como Dead end, 2018) de terror concentrado y tensión disparada con la excusa del satanismo político.

07 / THE TURNING

El capricho de terror de Steven Spielberg rediseña el cuento de Henry James con una perturbadora mirada de encantamientos individuales que ha tenido la mala suerte de coincidir con la versión de Mike Flanagan. Seduce por su frialdad y el juego de espejos macabro con su protagonista, Mackenzie Davis.

06 / AMULET

Como ocurrriera con Possum, Amulet añade al catálogo británico otra película de terror simbólico, esta sobre el shock postbélico, que no renuncia en absoluto a tropos del género bastante significativos como la oscuridad o el diseño de lo grotesco. Como una réplica a The void (2016) en otra dimensión.

05 / COME TRUE

Una de las sorpresas del año por su irrupción en Sitges, de donde salió muy bien parada gracias a su consistente y alucinógena aproximación al fenómeno del horror subconsciente -con giro final-. Historia de ascendencia vampírica y horror de instituto de romanticismo calculado y bellísima factura de edición.

04 / VOCES

La mejor película española de terror del año y sin duda una de las mejores de la década junto a Verónica (2017) y Amigo (2019), fuertamente relacionada con el clásico Burnt offerings (1976) con un Roldofo Sancho descomunal. Una historia de descomposición familiar con no pocos puntos en común con el celebrado Warrenverse y una mirada limpia pero multirreferencial al género.

03 / RELIC

Aclamada en Sundance, abre la puerta de una casa enmohecida por los recuerdos a una familia que desanda su propia autodestrucción, pero que aprenderá una valiosísima lección determinista acerca de la muerte y su decadencia. Inusualmente preciosista, juega al doble género como pocas este año, pero con todas las cartas del terror claustrofóbico marcadas.

02 / GRETEL & HANSEL

Maravillosa interpretación del cuento a cargo de un Oz Perkins al alza, que empieza a tomarle el pulso a lo que puede ofrecer al género tras dos proyectos previos menores aunque muy representativos de su estilo. Versión retorcida y ambigua, iluminada por una fotografía excepcional y un tono lúgubre que inunda el horror de bosque con brujería hambrienta.

1 / ANTEBELLUM

Antebellum 2020

Aunque ha sido criticada por hacer terror de agenda y sus críticas favorablemente positivas cayeron en el marco de las protestas por el black lives matter de este año, Antebellum es de largo la propuesta más compleja de terror de 2020. Cierra el black horror iniciado por Get Out y prolongado por Us con una historia concretísima sobre los desdobles de la Historia, la falsa y viciada moral del racismo anacrónico y una perversa moraleja acerca del éxito y la memoria. Muy superior a cualquier otra cinta de género del año, e infinitamente más profunda y menos autocomplaciente que His house, con la que se ha intentado comparar.

10 MENCIONES DE HONOR

  1. THE DARK & THE WICKED, Bryan Bertino
  2. FRIED BARRY, Ryan Kruger
  3. RUN, Aneesh Chaganty
  4. COME PLAY, Jacob Chase
  5. HOST, Rob Savage
  6. POST MORTEM, Péter Bergendy
  7. MAY THE DEVIL TAKE YOU TOO, Timo Tjahjanto
  8. SPUTNIK, Egor Abramenko
  9. IMPETIGORE, Joko Anwar
  10. THE WRETCHED, Brett y Drew T. Pierce