Entrevista a Valdimar Jóhansson, director de Lamb

Lamb, ganadora en Sitges 2021 Lamb, ganadora en Sitges 2021

La excelente sensación que dejó Lamb en Cannes fue altamente refrendada en Sitges, por cuyos pasillos su nombre estuvo sonando durante días hasta alzarse finalmente con el premio a Mejor Película, sucediendo en el palmarés a Possessor (2020). Su profundidad, ritmo y puesta en escena responden a causas concretas que su director, Valdimar Jóhansson, comenta en esta entrevista realizada durante el festival*. Vértigo Films será la encargada de distribuir en España esta original historia sobre la pérdida y las segundas oportunidades en un ambiente opresivo que revela a fuego lento un contundente cuento islandés de terror.

El cordero es un animal estrechamente relacionado con la simbología cristiana, ¿existe una intención clara de vincular la historia con la religión?

Cuando empecé con el guion, la historia partía de un cuento del folclore islandés: de alguna manera sí está relacionado o tiene elementos en común con la religión, aunque se trata originalmente de un cuento local.

El “tío” de la criatura aparece en un momento específico de la película, ¿qué rol concreto querías darle?

Queríamos representar una historia más clásica dentro del cuento, con alguien que vuelve a casa y descubre que ésta ha cambiado y tiene que volver a adaptarse. También le recuerda a Maria, la madre, que la felicidad es efímera.

¿Cómo fue dar a Noomi Rapace el papel protagonista?

Ya la teníamos en mente porque además habla islandés, ya que pasó parte de su juventud allí. Pensábamos que sería difícil conseguirla, pero leyó el guion, quedamos en Londres y cerramos enseguida el trato. Como director novel es genial poder contar en una opera prima con actores con esta experiencia.

¿De qué manera se implicó A24 en el proyecto?

A24 llegó con la película casi terminada, ya en fase de postproducción. Respetaron totalmente la idea original y fue un honor inmenso trabajar con ellos, trataron la película con muchísimo respeto.

Lamb A24 Sitges 2021
Lamb (A24), ganadora de Sitges 2021

Este ha sido un año especialmente boyante en niños híbridos, hijos de naturaleza especial (Annette, Titane…), ¿de dónde vino esa idea?

No sabría decirte exactamente de dónde o por qué, es como cuando haces un collage y juntas distintas partes para crear algo con una forma indefinida. Mis abuelos eran pastores y quizá eso haya influido en esa concepción del personaje.

¿Qué pistas da al espectador el nombre que los padres eligen para su hija, Ada?

Es una película sobre la pérdida, y en consecuencia sobre cómo la pareja intenta recrear la felicidad que vivieron antes. Ellos no dejan de sufrir, pero luchan para combatir esa tristeza y el nombre es una pista sobre cómo pretenden conseguirlo.

Hay una escena que recuerda directamente a Eraserhead, de Lynch. ¿Existió alguna inspiración consciente más en la película?

Sí, la he visto pero nunca sabes exactamente de dónde te viene la inspiración. Cuando enseñamos la película por primera vez en Islandia mi madre vino con un libro que leí a los 18 en el que también hay un pasaje que resulta es muy similar a otro de la película. Siempre es fascinante que el público saque sus propias inspiraciones y recuerdos de la película, es una forma de hacerla suya.

¿Ha sido muy diferente la recepción de Lamb en Islandia?

Estaba preocupado por la aceptación allí porque es un país en el que la ganadería pesa mucho y en el que mucha gente vive como viven los protagonistas. Pero me hizo feliz que gustara a los granjeros: a veces puedes replicar sin querer estereotipos o prejuicios negativos y en este caso percibieron todo lo contrario.


*Entrevista agendada con Alberto Quintanilla de Vértigo Films y realizada junto a Héctor García (El Almanaque) y Teresa Beitia.

Raiola Networks