El terror en 2021: James Wan, Paco Plaza o Robert Eggers

Morbius (Daniel Espinosa, 2021)

No, 2020 no fue un buen año para el cine de terror. Los aplazamientos de varios de los títulos más esperados, la salida de otros a VOD y las circunstancias de los pocos que fueron estrenados en salas lastraron un calendario que de por sí iba especialmente cargado de secuelas o remakes, habitualmente un palo en la rueda de la crítica. Sin embargo, un vistazo justo y reposado al catálogo reveló no pocas sorpresas y apariciones que sobrevinieron a la decepción generalizada, y que de paso confirman que el terror, aunque a día de hoy siga siendo una apuesta muy particular para narradores noveles o creadores independientes, continua siendo uno de los géneros referencia del macrocosmos cinematográfico.

» El terror más allá de Possessor

» Las 10 mejores películas de terror de 2020

El panorama en 2021 pinta distinto, si la cosa prospera, en parte por lo que ha recogido del malditismo del año que ya fue. Sin ir más lejos, casi una veintena de películas que se habrían visto en 2020 verán la luz finalmente este año, y entre las propuestas hay no pocas candidatas -de nuevo, en circunstancias normales- a reventar taquilla y nutrir las listas de éxitos. Algunas de las más obvias son secuelas, como A quiet place II (estreno 23 de abril), The Conjuring 3 (4 de junio), The forever purge (9 de julio), Don’t breathe II (21 de abril) o Escape Room II (por confirmar), además de, cómo no, Halloween Kills (prevista para octubre). Entre las ideas no originales es imposible obviar el reboot de Candyman (27 de agosto), dirigido por Nia DaCosta y apadrinado por Jordan Peele o el remake de Wrong Turn (26 de enero).

De 2020 también quedan por ver dos de las joyas de Sundance: The Night House (de David Bruckner, estreno por confirmar) y Run sweetheart run (que será lanzada en Amazon Prime). Antlers (19 de febrero) y Last night in Soho (23 de abril) alargarían esta lista de trabajos a las puertas que desatascarán el resto del calendario con un año de retraso. Cerraría la relación Morbius, la versión vampírica de Daniel Espinosa con Jared Leto, que ha saltado varios meses en el calendario (de marzo a octubre) antes incluso de que podamos juzgar los primeros estrenos de género del año.

2021 también empuja ideas originales y, lo que es más importante, nombres que se venden solos. Por citar a tres: vuelven Robert Eggers con The Northman (tercera película tras The Witch y The Lighthouse), Paco Plaza prolonga el catálogo de cine de terror español con La abuela y James Wan dará salida por fin a Malignant, proyecto casi rematado y del que todavía no se sabe absolutamente. No son los únicos a tener en cuenta, porque Ben Wheatley estrenará In the Earth en Sundance, Alexandre Aja O2 en Netflix, Johannes Roberts reiniciará la saga cinematográfica de Resident Evil y Nicolas Cage, inspiradísimo en los últimos tiempos en películas de género, se desdobla con partida doble en Willy’s Wonderland de Kevin Lewis, y en Prisoners of the Ghostland, una nueva ensoñación de Sion Sono que también podrá verse en Sundance.

» CRÍTICA: Relic
» CRÍTICA: The Wretched
» CRÍTICA: Gretel & Hansel

Las apariciones de Sundance en este artículo no son casuales. Acostumbrada a posicionar el cine de terror de la temporada (el año pasado le tocó a Relic, pero también dejaron buen sabor de boca Impetigore o Possessor, que ganó Sitges), este año ha enriquecido catálogo con propuestas que van del rape revenge (Violation, de Madeleine Sims-Fewer) al terror alucinógeno (We’re all going to the world’s fair, de Jane Schoeburn, o The blazing world, de Carlson Young) pasando por el ambiental tradicional (Knocking, de Frida Kempff) o el brutalismo gore de Censor, de Prano Bailey-Bond. Fuera de Sundance, algunas otras de las propuestas que incorpora el año son There’s something inside your house (de Patrick Brice para Netflix), Ten minutes to midnight de Caroline Williams (también directa a VOD) o la china -por qué no- Rat Train.

Festivales confirmados en 2021

Sundance dará el tradicional pistoletazo de salida al género, pero también hay fechas confirmadas este año para el SXSW (16-21 marzo; no se celebró en 2020), Cannes (11-22 mayo), el Fantasia Film Festival (5-20 agosto), Venice Film Festival (1-11 septiembre) y Sitges (7-17 de octubre). Otros como el de Toronto y los españoles de San Sebastián, Nocturna Madrid o Molins de Rei pedirán paciencia -y suerte- para confirmar fechas y disponibilidad en las semanas venideras.