El Festival de Sitges 2021 en 5 películas

the innocents sitges 2021 Detalle del cartel de The innocents, de Eskil Vogt

Estamos de acuerdo en que no era difícil que Sitges superara la amarga experiencia del pasado año, cuando las todavía incisivas restricciones obligaron a un festival a medio gas, también lastrado por el vaivén del calendario de estrenos. Películas como Halloween Kills, Antlers o Last night in Soho podrían haber llegado a la edición de 2020, pero sin embargo han terminado por proyectarse -y con resultados muy distintos- en la actual. También el modelo híbrido -algo que en realidad no fue tal, puesto que no todas las películas en parrilla oficial estuvieron disponibles en la plataforma online- impactó negativamente en muchos de los asiduos a Sitges, obligados a renunciar a la presencialidad. Los números cantan: 34.000 entradas vendidas frente a las 60.000 de esta edición, a sólo 6.000 del récord histórico del festival (66.000) alcanzado en 2019.

A esta advertencia de novísima normalidad, pese a lo que los agoreros oficiales barruntan, la acompaña la condición indispensable para cualquier festival de cine: una programación a la altura, al menos sobre el papel. Las tres mencionadas anteriores sólo son un ejemplo: una edición en la que se pueden ver trabajos de Paco Plaza (La Abuela), Álex de la Iglesia (Veneciafrenia), Fabrice du Welz (Inexorable), Ana Lily Amirpour (Mona Lisa & the blood moon) o películas celebradísimas en Sundance y Cannes como Censor, Lamb (ganadora), The innocents (mención especial) o Titane es una edición de un potencial indiscutible. Más si se le agregan títulos de Neill Blomkamp (Demonic) o películas de George A. Romero (The amusemenk park) o Phil Tippett (Mad God).

Especial Sitges 2021

Aunque el valor inexcusable de Sitges es siempre lo inesperado, y suele estar encarnado por películas cuya publicidad, distribución o atención no eleva expectativas innecesariamente. Quizá por eso, y porque este festival crea un ambiente inigualable y propicio a la polarización extrema, es tan frecuente ver tanta diversidad en los rankings de los profesionales y fans que se patean las salas. Entre experiencias extremas, gore, violencia, thrillers y la indisimulada ciencia ficción que ya es dominante en Sitges siempre destacan, por elocuentes, ciertos títulos que pueden resumir la experiencia global.

En este caso he elegido cinco que pueden valer para situar estos distintos tonos y emociones: la italiana Freaks Out, la noruega The innocents, la inenarrable Mad God, el thriller ruso The execution y la española La pasajera:

» FREAKS OUT: La fiesta

Cayó de piel en el festival aunque su sinopsis no presagiara nada espectacular. Más allá del nazi explotation con freaks de circo en la Italia ocupada hay una película de increíble factura técnica, con set pieces de guerra y acción de una producción elevadísima. Si a la mezcla le sumas el corrosivo humor de su director Gabriele Mainetti en boca de personajes catastróficos, hiperbolizados y radiantes de carisma lo inevitable es que el público no haga la ola. Alaska, que formaba parte del jurado oficial, salió entusiasmada de la sesión en Tramuntana, donde se dispensó una larga y unánime ovación.

» THE INNOCENTS: El tempo

Sitges 2021 ha sido la edición de las películas largas y lentas, sin que ninguna de las dos cualidades implique necesariamente algo negativo. The innocents se toma su tiempo en presentar a sus personajes y preparar al público para una tensión sostenida de nivel, tanto que durante la primera hora toda la violencia que hay es contra un malogrado gato callejero. Una vez alcanzado ese punto de cocción, esta versión de niños marginales que crecen a la fuerza durante un verano tedioso se vuelve oscura y abre un abanico de accidentes y persecuciones horrorosas, rompiendo el frágil cristal de terror nórdico. Rozó el premio final.

» MAD GOD: Horror cósmico

Las rarezas han elevado notablemente el nivel global del festival, empezando por este Mad God que Phil Tippett tardó tres décadas en financiar, rodar y montar. Una pesadilla de dos horas sin diálogos de la que se pueden escribir infinitas versiones y que agrega secuencias incómodas, desagradables y salvajes a lo que parece una metareflexión sobre el proceso creativo a través de todos los círculos del infierno. Una joya instantánea de la animación que sólo se puede entender en un entorno como el de Sitges en el que casi todo vale. Inenarrables como la galesa The Feast, la croata Zora o We need to do something son acompañantes de nivel.

Top 10 Sitges 2021
🎬 Top 10 Sitges 2021, por orden: Freaks Out / Titane / Mad God / Lamb / The innocents / Last night in Soho / The Green Knight / Inexorable / Knocking

» THE EXECUTION: Larga vida al thriller

La distribuidora tuvo que abrir una segunda ronda de entrevistas a su director Lado Kvataniya en pleno festival debido al aluvión de peticiones recibidas después de los primeros pases. The Execution es todo lo que pide un thriller memorable, con al agregado del humor involuntario y el misterio que supone para el espectador separar lo ficcionado de lo verídico -está basado en un caso real-, sobre todo por el implacable trabajo de interpretación y una notabilísima fotografía. Inexorable, de Du Welz, la propia Last night in Soho de Edgar Wright o la despiadada Coming home in the dark también redondean el género.

» LA PASAJERA: Monstruos y olé

España ha acudido a la parrilla de Sitges con trabajos muy diversos, pero ninguno como La pasajera, que apasionó en el pase despertador del segundo día del festival sacando aplausos y risas de las butacas prácticamente a cada escena. El homenaje de Fernando González y Raúl Cerezo al gore de látex de Evil Dead con el car sharing y el pasadoble como leit motiv convenció de largo, recordando que en este país perduran las buenas ideas donde habitualmente sólo triunfan las relaciones públicas. La pasajera compensa la decepción con Veneciafrenia, el proyecto fallido de la valiente Tres y los amagos de dos buenas ideas, El páramo y El visitante, ejecutadas con desigual resultado.

SITGES 2021: Imperdibles, curiosas y olvidables

Las 47 películas vistas durante esta edición se prestan a innumerables valoraciones y categorías, pero por resumir lo dejaremos en tres:

🟢 IMPRESCINDIBLES: Películas que merece la pena ver al menos una vez -preferiblemente en cine-, desgravando ya de ellas el efecto Sitges (es decir, valorando objetivamente si son películas que funcionarían fuera de un entorno como el de este festival).

Freaks Out, Titane, Mad God, Lamb, The Innocents, The Green Knight, The Execution, Last night in Soho, The Deep House, Coming home in the dark, Knocking, Inexorable, La pasajera

🟠 CURIOSAS: Películas magnificadas por el ambiente del festival que probablemente perderán capacidad de sorpresa en una sala de cine convencional. El resultado puede ser aún peor en VOD, siempre y cuando lleguen a distribuirse.

She will, The feast, Censor, Eight for silver, Offseason, In the Earth, We need to do something, El apego, Realidad virtual, The spine of night, Violation, Gaia, Tres, Demonic, Antlers, Halloween Kills, El páramo

🔴 A EVITAR: Películas de trascendencia menor, decepcionantes o que presentan fallos de montaje, edición o guion imperdonables. Incluye títulos que de ninguna forma funcionarán en salas convencionales por otras razones (gore, sonido, longitud…)

Veneciafrenia, The sadness, Zora, Prisoners of the Ghostland, The blazing world, Son, Séance, The trip (ya en Netflix), Wyrmwood Apocalypse, Dead & Beautiful, Caveat, El visitante, Vampir, Mona Lisa & the blood moon, Witch Hunt, Bloodthirsty, Llanto maldito

Raiola Networks