Jeffrén Suárez Clásico 5-0 Barcelona Real Madrid

Antihéroes inesperados del Clásico


Habrá quien recuerde, seguro, a Jeffrén Suárez; era uno de esos futbolistas que iba a comerse el mundo cuando se escurrió por la parte estrecha del embudo de la propaganda culé sobre la cantera y su idoneidad. Importante en las categorías inferiores españolas pese a su origen venezolano -luego fue internacional absoluto vinotinto-, Jeffrén completo, como la mayoría de los canteranos del Barcelona desde Sergio Busquets, unos meses intrascendentes en la primera plantilla, abotonado por el cliché y sin identidad, hasta que la realidad se lo llevó de la ciudad. «Hay vida después del Barcelona», se le ha oído a muchos de los que por condiciones no se ganaron un sitio y decidieron liberarse de la tensión que supone forzar sonrisas cada fin de semana para evitar que los editorialistas no salgan de madrugada a darte caza. Pero Jeffrén no ha pasado a la historia por su carrera posterior a Disneylandia, sino por ser quien, contra todo pronóstico, cerró la famosa manita al Real Madrid de José Mourinho en noviembre de 2010. Entró al final del encuentro y remató en escorzo en el añadido el que sería el quinto local: Jeffrén, un antihéroe inesperado como muchos otros en los Clásicos de la última década, validó el escarnio y patrocinó la ignominia, cuando no la imbecilidad, de un Gerard Piqué que también dejó un gesto para la posteridad.

Aquí, otros transeúntes accidentales de los Barcelona – Real Madrid a los que apenas nadie recordará en diez años:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *